En el artículo de hoy iniciamos una sección en la que explicaremos 5 razones de peso para no comprar un toldo en una gran superficie y optar, en su lugar, por los profesionales del sector.

Vamos, por tanto, con la primera de ellas: LA SEGURIDAD

El toldo es un producto muy peculiar ya que sobre él inciden constantemente las condiciones atmosféricas. Es por ello por lo que no podemos compararlo, por ejemplo, con una mesa que se pueda montar en casa.

Los toldos, a parte del considerable peso que tienen, suelen presentar brazos que se extienden y recogen mediante muelles de gran fuerza. Es por ello por lo que una mala instalación puede provocar una abertura no controlada y peligrosa o la caída del toldo total o parcialmente con sus consecuentes desperfectos en la pared. Ante una tormenta, el toldo de un profesional aguantará perfectamente para resguardarnos de la misma. Por el contrario, si fuese instalado por una gran superficie, o peor aun por el usuario final, existirían serias dudas para estar tranquilos. Como es lógico, los instaladores de las grandes superficies no son especialista en toldos, sino que instalan todo tipo de productos sin tener en cuenta las peculiaridades de los toldos que hemos mencionado. Por el contrario, los profesionales del sector realizarán una instalación que, sin duda, velará por su seguridad y por la de los suyos.

Deja una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.